ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

miércoles, 30 de junio de 2010

LA CAPILLA DEL CARMEN, LA PUERTA DEL CIELO


Cada día al abrir las puertas de nuestro Templo, ese imponente monumento que Diego de Siloé, trazó tan magníficamente, en el que tantas maravillas encuentras, en el que tanta grandeza se respira, hay sin embargo, una capilla, que destaca precisamente del resto del conjunto monumental, por su sencillez, por su pequeñez en tamaño, pero sobre todo, porque siempre acapara el mirar de muchos corazones, que no se resisten a pasar por ella, cada vez que se llegan a la Iglesia.
La Capilla del Carmen, está situada a los pies de nuestra Iglesia de la Encarnación, frente a la Capilla del Stmo. Cristo de la Veracruz, bajo el arco del imponente coro de la Parroquia. Es la primera Capilla que te encuentras, entrando por la puerta de San Pedro, y la que tu mirada roba, si entras por la de la Encarnación.
Esta Capilla, era el antígua Baptisterio de la Parroquia, en el que se bautizaron muchísimos ilurquenses de otras épocas. Después, la pila bautismal parroquial, fué emplazada en distintos lugares, quedando vacía la capilla. Hay que decir, que la imagen de Ntra. Madre del Carmen, ha estado siempre, en el retablo de la Capilla de Ntro. Padre Jesús Nazareno, en el lado derecho, mientras que en el izquierdo encontramos la imagen de Santa Rita de Casia.
Ha sido con la llegada de D. José Luis Ontiveros López, cuando la imagen del Carmen, ocupó esta capilla, que por espacio de un año, había ocupado la imagen del Niño Jesús de Praga, devoción carmelita dónde las haya, y de fama mundial.
Desde que la Virgen del Carmen ocupó la capilla, se adecentó la misma, con una labor de pintura, que realizó D. Primitivo Blázquez Baena, y se favoreció la iluminación de la misma.
Poco a poco, esta capilla, fué ganándose el corazón de los ilurquenses, y de personas de otros pueblos, que vienen a venerar a nuestra Madre bendita.
Con la adquisión de un nuevo lampadario por parte de la Parroquia, que ocupó la Capilla de nuestro Patrón, San Rogelio, se colocó en la Capilla del Carmen, el antíguo lampadario, para ver qué respuesta tenía entre los feligreses.
Y ha sido tan favorable, que casi nunca faltan luces que iluminan a Nuestra Señora, prueba del amor y la devoción que despierta en todos nuestros corazones. Con el tiempo, se han adquirido dos nuevos lampadarios, uno colocado en la Capilla del Carmen, y otro en la Capilla de la Veracruz, de modo, que junto a la de Ntro. Patrón, San Rogelio, forman los tres ejes más visitados de nuestro Templo.
La reja que cierra la capilla, es testigo silencioso, de la oración de muchos hijos e hijas, que constantemente se acercan en busca del consuelo, de la ayuda, de la paz, que a todos ofrece Nuestra Señora.
En su capilla nunca faltan flores frescas, velas encendidas, lágrimas de corazones
afligidos, palabras de agradecimiento por los favores recibidos, y oraciones y más oraciones, de almas que saben que van a ser atendidas.
Son tantas las personas que luego te cuentan, me ha ayudado en esto...; conseguí aquéllo gracias a Ella; mi niña la ha salvado Ella; recuperé la salud por su ayuda...
Por eso, si vienes a Íllora, si necesitas ayuda y consuelo, llégate a la Capilla de la Señora, rézale con el corazón, que Ella te escuchará, que Ella te consolará, que Ella te ayudará, y realmente te encontrarás como en el cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.