ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

miércoles, 30 de junio de 2010

ORACIONES A LA VIRGEN DEL CARMEN


Julio, mes del Carmen

Saludo inicial (Todos Juntos)

Dulce Madre,

no te alejes,
tu vista de mí no apartes,
ven conmigo a todas partes
y solo nunca me dejes:
ya que Tú me quieres tanto
como verdadera Madre,
haz que me bendigan el Padre.
el Hijo y el Espíritu Santo.



(Todos juntos): Venimos a tus plantas, Madre del Carmen, con los mismos sentimientos que Tú lo hiciste a tu prima Isabel en aquél día en que fuíste a visitarla. Te pedimos, que tu Hijo Jesús, por tu medio, nos conceda a nosotros también, como a Juan en el seno de Isabel, el podernos alegrar con tu presencia y bendecirnos con tus gracias.

Sabes que son muchas las ocupaciones a las que debemos atender, pero no por ello, tenemos excusa, para no dedicarte un rato de nuestro tiempo, para acercarnos ante tu Hijo, Jesús.

Tú conoces, todas nuestras preocupaciones, alegrías y penas, te rogamos que estés siempre presente en nuestra vida y estamos seguros de que cualquier dificultad, a tu lado se afrontará con más confianza.





Flor del Carmelo,

salve, Vid florida,

Virgen aurora

que a tu Sol das vida,

¡Flor singular!

¡Oh tierna Madre,

virginal Doncella!,

guía a tus hijos,

Tú, del mar Estrella,

en todo mar.

Vástago fértil,

nos das Flor lozana,

nuestra Patrona,

cariñosa Hermana,

nuestro ideal…

Entre zarzales,

Azucena pura,

pues te invocamos

en milicia dura,

danos tu paz.

Contra enemigos

de cruel fiereza,

tu ESCAPULARIO

nos da fortaleza

para triunfar…

Nube que llueves

redentor Mesías,

hoy te admiramos

con el grande Elías,

Hija del mar.

VIRGEN DEL CARMEN,

danos, Señora,

la feliz ventura:

como Tú amar.

Puerta del cielo,

de la gloria llave,

Dios te corona:

¡Salve, Virgen!

¡Ave, Reina Inmortal! Amén.



Le pedimos a Nuestra Madre por todas nuestras necesidades.



1.- Consagrados a Ti, Virgen santa, imploramos tu amor maternal; Salve, Reina de la capa blanca, para Ti nuestro afecto filial. Ave María.

2.- Esta Virgen, divino Sagrario, implorada con fe y devoción, nos regala con su escapulario, las ternuras de su corazón. Ave María.

3.- Como Tú, buena Madre, me has dado, claro signo de tu protección, he de dar a mi hermano apenado, la ternura de mi corazón. Ave María.



(Todos) Madre del Carmelo, hoy venimos a tu encuentro, nos postramos ante Tí, Reina y Señora del Cielo, para rogar tu intercesión como lo hiciste en las Bodas de Caná. Hemos llenado las tinajas con las lágrimas del arrepentimiento, y las ponemos en tus benditas manos . Señora, estamos necesitados de ese vino embriagador del amor de tu Hijo Jesús, que inunda de alegría los corazones. Ruega amada Madre para que este vino Nuevo que vivifica, nos llegue hoy y siempre para manifestar a los hombres y mujeres el amor de tu corazón maternal por nosotros.

Señora nuestra, bien conoces las necesidades, y aflicciones, las limitaciones y debilidades de todos nosotros, acude presurosa a nuestro auxilio, acompáñanos en nuestro peregrinar. Madre, quédate con nosotros y guíanos a los brazos de tu Hijo amado, para que liberados de todo temor, de toda intimidación podamos manifestar la alegría, el gozo y la paz de los discípulos, y ser valientes y lanzados a una renovada evangelización del amor que abra a todos las puertas de la esperanza.

A tí Reina Madre, nos entregamos. Solícita Madre del Carmelo, ruega por nosotros, que nos encomendamos a Vos..




ORACIÓN


Señor, Dios nuestro, que has honrado a nuestro pueblo con la advocación especial de la bienaventurada y siempre Virgen María del Monte Carmelo; concede a cuántos cada día la celebramos, que guiados por su ejemplo y protección, lleguemos hasta la cima del monte de la perfección, que es Cristo. Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.



Novena a Ntra. Madre del Carmen.

Saludo inicial (Todos Juntos)

Virgen del Carmen, queremos, a lo largo de estas jornadas, andar el camino de la plegaria y de la reflexión con una meta concreta, la de conocerte más y amarte mejor. Ilumínanos, Señora de la luz, para redescubrirte cada día en el misterio de Cristo y de la Iglesia. Haz que, a través de la experiencia espiritual del Carmelo, te contemplemos como Virgen orante que nos enseña a recibir, meditar, vivir y proclamar la palabra de Dios, y como Madre espiritual: que acompaña el desarrollo de nuestra existencia cristiana desde el bautismo hasta la plenitud en Cristo. Rosa del Carmelo, perfúmanos en alma y cuerpo, para que seamos buen olor de Cristo en medio de nuestros hermanos. Estrella del mar, conduce la barca de nuestra vida en la noche oscura del destierro hasta las playas luminosas de la patria. Reina del Cielo, que un día, junto a ti, gocemos de una eternidad para proclamar la grandeza del Señor, porque el Poderoso hizo en ti maravillas. Amén


Le cantamos a la Virgen.



(Todos) Madre, tengo mil dificultades: ayúdame.
De los enemigos del alma: sálvame.
En mis desaciertos: ilumíname.
En mis dudas y penas: confórtame.
En mis enfermedades: fortaléceme.
Cuando me ignoren: anímame.
En las tentaciones: defiéndeme.
En las horas difíciles: ámame.
Con tu inmenso poder: protégeme.
Y en tus brazos al morir: recíbeme.
Virgen del Carmen, ruega por nosotros.
Amén.

Le pedimos a Ntra. Madre, que ruegue por todas nuestras necesidades

Invocaciones

Desbordamos de gozo con el Señor y
nos alegramos con Dios, nuestro Salvador,
porque nos ha dado por Madre, a Su Madre,
Reina y Flor del Carmelo.
(Ave María).

Señora, tráenos a tu Monte Santo
y alégranos en tu casa de oración.
Condúcenos, Virgen María, a la Tierra del Carmelo, para que
podamos comer sus mejores frutos.
(Ave María).

Madre, que tu blanca sombra
invisible acompañe nuestros pasos,
llevándonos hacia Cristo, nuestro origen y meta.
(Ave María).

Madre, que siempre nos mantengamos
unidos a Tí con lazos irrompibles,
practicando seriamente tus virtudes. (Ave María).

GOZOS A LA VIRGEN DEL CARMEN

Prodigioso y admirable
imán de nuestro desvelo;
(Todos)
nubecilla del Carmelo,
sednos protectora y Madre.

Salve, Reina de los, cielos,
de misericordia Madre,
vida y dulzura divina;
esperanza nuestra, salve;
nubecilla del Carmelo,
sednos protectora y Madre.

Dios te Salve, Templo hermoso
del divino Verbo en carne,
Dios te salve, Madre Virgen,
pues eres Virgen y Madre;
nubecilla del Carmelo,
sednos protectora y Madre.

Volvednos, Madre piadosa,
vuestros ojos admirables,
y mirad por vuestros hijos,
pues que sois piadosa Madre;
nubecilla del Carmelo,
sednos protectora y Madre.

Socorrednos, pues escucha
que en las penas y combates,
a Ti suspiramos todos,
en este lloroso valle;
nubecilla del Carmelo,
sednos protectora y Madre.

Mostradnos a vuestro Hijo
de Josafat en el Valle,
piadoso, pues que nació
de ese cristal admirable;
nubecilla del Carmelo,
sednos protectora y Madre.

Rogad por vuestros devotos
a la bondad
inefable;
pues murió para salvarnos,
por su cl
emencia nos salve;
nubecilla del Carmelo,
Sednos protectora y Madre.



CONSAGRACIÓN A NUESTRA MADRE DEL CARMEN

"!Oh María, Reina y Madre del Carmelo! Venimos hoy a consagrarnos a Ti, pues toda nuestra vida es como un pequeño tributo por tantas gracias y beneficios como hemos recibido de Dios a través de tus manos. Te rogamos que sostengas con tu fortaleza nuestra fragilidad, ilumines con tu sabiduría las tinieblas de nuestra mente y aumentes en nosotros la fe, la esperanza y la caridad, para que cada día podamos rendirte el tributo de nuestro humilde homenaje.

De hoy en adelante nos esforzaremos por vivir en suave unión con tu espíritu, ofrecerlo todo a Jesús por tu medio y convertir nuestra vida en imagen de tu humildad, caridad, paciencia, mansedumbre y espíritu de oración.

¡Oh, Madre amabilísima! Sosténnos con tu amor indefectible, a fin de que a nosotros, hijos tuyos, nos sea concedido un día cambiar tu escapulario por el eterno vestido nupcial y habitar contigo y con los santos del Carmelo en el reino de tu Hijo".

Amén


1 comentario:

  1. quisiera saber si los escapularios los pueden mandar ha california

    ResponderEliminar

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.