ESCUCHA UNA SELECCIÓN DE LA MEJOR MÚSICA MARIANA QUE HEMOS ENCONTRADO...SEGURO QUE TE GUSTARÁ...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

miércoles, 30 de junio de 2010

POESÍAS A LA VIRGEN DEL CARMEN

En este espacio, vamos a ir colgando, las poesías que hijos de Íllora han dedicado a Nuestra Madre del Carmen, y que son expresión de todo lo que la Virgen despierta en nuestros corazones.

A la Virgen del Carmen

Virgen Santa del Carmelo,

has sido siempre en mi vida

mi esperanza y mi consuelo,

mi ilusión y mi alegría.

Estrella de la mañana

que ilumina el nuevo día

de quienes van a tu lado,

y del que a ciegas camina.

Hermosa rosa escogida

del jardín de mis amores,

Dios hizo de Ti, María

la más bella de las flores.

Virgen amable y prudente,

Madre fiel y virginal,

de la fuente de tu gracia

nunca se agota el caudal.

Refugio de pecadores;

cuando se acaben los días

de nuestro peregrinar,

Tú eres la puerta del Cielo,

ábrela de par en par,

y haz que estemos todos juntos

en la Patria Celestial.

Carmen Navarrete


Milagro de Amor

Que orgullosa estoy Maria

de poder llamarte Madre,

somos hijas de Dios Padre,

yo, hermana del Redentor,

y tú concebiste al Hijo

del Espíritu de Dios.

¡Maravilloso misterio

este milagro de amor!

Bendita entre las mujeres,

¡la más grande te hizo Dios!

y al contemplar tus virtudes,

para Madre de su Hijo

el mismo Dios te eligió.

Aunque indigna soy Señora,

en algo te igualo yo;

Tú llevaste nueve meses

en tus entrañas a Dios,

y yo le llevo en mi pecho,

cuando por otro milagro,

viene a mí en la Comunión.


Carmen Navarrete


SÁLVAME, SEÑORA

Lo mismo que los marineros,

que luchan en el mar,

las olas de la vida me golpean,

y ya no sé ni hacia dónde caminar.

Poco a poco a mi alrededor,

todo parece que se va a derrumbar,

y es como si ya nada me pudiera ofrecer seguridad, solo cuando estoy a tu lado, encuentro verdadera paz.

Cada mañana te despiertas con noticias de paro,

y no sabes hasta cuando, podrás seguir con tu trabajo, puede que ahora echemos de menos, lo que antes hemos despilfarrado.

Porque todos pensábamos

que lo que teníamos hasta estos momentos,

tenía pinta de ser eterno,

pero sólo Tú Señor lo eres, y lo demás, solo un reflejo.

Estrella de la mañana,

hermosa Flor del Carmelo,

llena con tu fragancia,

las preocupaciones de nuestro suelo,

porque sólo si tu nos acompañas,

podremos salir de este agujero,

en el que el afán de poder y dinero,

nos está dejando casi con lo puesto.

Madre del Carmelo,

ampara a todos las familias,

sé Tú nuestro lucero, Ilumínanos el sendero,

que nos lleve a la solución,

de todos nuestros desvelos.


AGRADECIMIENTO A LA VIRGEN DEL CARMEN

Con el alma agradecida y llena de emoción, una familia de nuestro pueblo, viene a tus plantas rendidas, por la salud de la hija, de la nieta, por haber obtenido su recuperación, en el día de tu fiesta Madre, Virgen del Carmen, les llenaste de alegría y gozo interior, cuando las palabras del doctor, con júbilo le decían, que parecía que por ahora todo marchaba como un reloj.

Y es que Tú, Madre mía, cuidas con gran primor, de todos los niños y niñas, para aliviarles su dolor.

Y en el cielo ese ángel, que al lado de la Virgen marchó, ha rezado y velado por su sobrina, de día y de noche, ante Dios, y en la fiesta de la Virgen del Carmen, lloraba al recibir la noticia, de los mismos labios de la Madre de Dios.

Y toda esta familia, agradecida por Vos, el martes 11 de Agosto, a Ti, Virgen del Carmen, a las 8 en la Eucaristía, te dijeron desde el corazón, gracias Madre bendita, Madre del Carmen, Reina de nuestro amor, porque en nuestra hija nos has dado, el mayor regalo, el mayor don de Dios. Que de tus manos Señora, lleves al cielo, nuestra gratitud al Padre Dios, y al ángel que tanto nos cuida, dile que le queremos, que siempre está presente, que es la luz fuerte, que siempre iluminará nuestro corazón.


AMIGOS (Manolo Argüelles)

¡Qué suerte es tener amigos de verdad, que en los momentos alegres y en los tristes, siempre estén contigo, son como un inmenso tesoro, que Dios pone en nuestro camino!.

Quererlos es descargar en ellos, todos tus sentimientos positivos, sacrificarse por ellos hace que el Dios del cielo, ensanche tu corazón, y lo haga grande, como el suyo.

Él se quedó entre nosotros, para estar más cerca de todos sus hijos. Yo no tengo con que corresponder, a las atenciones y cuidados, que ellos han tenido conmigo.

Por eso, ruego a Dios, al Dios amigo, que multiplique sus dones y su felicidad y que siempre les bendiga en sus trabajos.

Que Dios bendiga, tanto amor, porque de Él ha salido, y si en algún momento nos acordamos, bendigamos al Señor, porque Él solo es guía del bien, llama al que no le ama, y al que lo ama, siempre, siempre ESTÁ CONTIGO.


AGRADECIMIENTO A LA VIRGEN

Por todos los que han aprobado,

gracias, Madre bendita.

Por todos los que su plaza han alcanzado,

gracias, Madre bendita.

Por todos los que lo han intentado,

gracias, Madre bendita.

Por todos los que no lo consiguieron,

anímales, se Tú su consuelo,

y que no pierdan su ilusión para otro año,

porque Tú serás su lucero,

que les ayudará a alcanzar

lo que cuesta tanto trabajo y esfuerzo.


¡Qué hermosa eres, Madre del Carmen!

¡Qué hermosa eres María, Madre del Carmelo,

con tu Escapulario santo,

extiéndelo por el mundo entero,

y cúbrenos con tu manto.

Sólo Tú, Madre del Carmen,

con tu pequeño en los brazos,

vas repartiendo tu gracia

para todo ser humano,

sin distinción de razas.

Eres tan dulce y tan buena,

que tu corazón se ablanda

y de esos ojos tan bellos

derramas abundancia de lágrimas.

Pídele a tu Hijo, Madre,

que se acaben las desgracias,

que tu Hijo te quiere tanto,

que Tú de Él, todo lo alcanzas.

Te eligió por Reina y Madre,

con diadema de esmeraldas,

adornó tu bella frente

con un trono de oro y plata.

Eres la Reina del mundo,

Reina de todas las almas,

pide mucho por nosotros,

que nos hace mucha falta,

y protege a la juventud,

cuando salgan de sus casas.

María Caba Santaella

GRACIAS TE DOY, VIRGEN DEL CARMEN

Bendita seas, gloriosa Madre, Virgen del Carmen,

por ser la esclava de mi Señor.

Bendita seas Virgen María,

Reina de los ángeles y del infinito cielo,

Madre y protectora de nuestras almas

y de nuestros corazones.

Al finalizar este maravilloso día,

que el Dios del cielo nos ha regalado,

humildemente os doy las gracias,

Madre del Carmen,

por vuestro auxilio, vuestro consuelo

y por vuestra intercesión, ante Dios,

nuestro Señor.

Ruega por nosotros, Madre del Carmen,

Puerta del cielo. Que vuestra luz,

nunca nos falte, velad por nuestros trabajos

y por nuestro sueños.

Que nuestros esfuerzos, con la ayuda de Dios,

produzcan frutos, para gloria de Dios.

Gracias te doy humildemente, Reina y Señora,

yo no soy digno de amor tan grande,

que las puertas de nuestros corazones,

las ilumine el Señor,

para llevar su luz y su amor,

a través de todas las pequeñas cosas,

que Él pone en nuestro camino.

Gracias, Madre del Carmen,

por llenar de alegría mi corazón.

Gracias, gracias, gracias,

Madre de Dios y Madre mía.

PAZ Y BIEN


Manolo Argüelles


8.- La Virgen se fue con prisas

a la montaña.

Por el camino de Parapandilla,

un ermitaño camina,

en sus labios una oración,

alegría en sus pupilas,

dolor en el corazón,

muy ligero camina,

y entre sus brazos con amor,

dos palomitas cobija.

¿Dónde va usted, buen hombre,

que es casi de amanecida?

Voy a prisa a la montaña,

porque allí tengo una cita,

con mi Señora del alma,

la que puede convertir el sufrimiento

en verdadera alegría.

¡Pero si eres Rogelio,

que torpe tengo la vista!

Si vas a ver a la Virgen,

pídele por mi familia,

tú que estás tan cerca de Ella,

mira, que está muy afligida.

No te preocupes buena mujer,

que cuando a Ella me llegó,

Ella me contesta a todo,

antes que se lo pida yo primero,

y es que como Nuestra Madre,

no hay otro lucero,

que hasta cuando dormimos,

está velando nuestro sueño.

¿Dónde vas con esas palomas,

tan bellas y tan bonitas?

Vengo de recogerlas,

de dos familias del pueblo,

pues tienen las alas heridas,

y ellos están por ellas sufriendo.

Y yo les he dicho al oído,

no os preocupéis,

la Virgen será nuestro consuelo,

porque Ella es

la Reina de los cielos,

y no hay nada que su Hijo,

no le conceda cuando le está pidiendo.

Mira que palomas, que blanco plumaje tienen,

que ojos más grandes,

y qué ganas de jugar,

la vida es muy dura,

y más cuando tan niñas,

les toca la enfermedad.

Pero estoy seguro,

que hoy cuando Ella las vea,

hará que vuelen muy alto,

y vuelvan a sus hogares,

un poquito mejor, por lo menos algo,

hasta que llegue el día,

que todo parezca un mal paso.

Al llegar a la montaña,

la Virgen le estaba esperando,

y el Niño jugaba con los conejos,

que habían enredado su escapulario.

Viendo a Rogelio llegar,

con paso ligero y sudando,

sin dejarle decir palabra,

y como si le estuviera amablemente regañando,

la Virgen se dirige y le dice:

¡Ay mi Rogelio, desde Íllora te estoy escuchando,

vienes tan deprisa, que parece que te va a dar algo,

sabiendo que en tu oración, Yo ya todo

te lo estoy escuchando!.

Cada día que paseas, por cada uno de los barrios,

cada vez que vez alguien enfermo,

o que desespera gritando,

cada llanto por un hijo, que tú escuchas,

en momentos tan amargos,

en tu corazón, Yo lo veo, los escucho

y procuro hacer algo,

y susurrándole al oído, a mi Jesús,

le pido que no tengan que sufrir tanto,

los hijos de este pueblo que a Él,

a Mí, y a ti, humilde Rogelio,

nos aman tanto.

Y mi Jesús me mira,

y como si ya lo estuviera Yo adivinando,

me contesta, que Él es la VIDA,

y que a su lado, nadie está abandonado,

que Dios Padre tiene la última palabra,

y A TODOS SIGUE SALVANDO,

por mucho que el dolor oprima,

y parezca todo acabado.

Pero que todo el que confía sabe,

que en Él está el mejor regalo,

el mayor consuelo,

y en la vida el único amparo.

El Niño que ve las palomas,

suelta el escapulario,

y corre a los brazos de Rogelio,

cogiéndolas muy despacio.

La primera casi le sonríe,

la segunda, le cuesta despertar de su letargo,

y el Niño Jesús las acaricia,

y con alegría a su Madre mirando,

las estrecha entre sus brazos,

diciendo a Rogelio, que mira asombrado:

¡Estas palomitas alzaran el vuelo,

tal como están esperando,

les costará comenzar a volar,

pero su oración, ha llegado hasta el cielo,

y ellas lo surcaran, con su mejor vuelo,

porque no hay nada que se pueda comparar,

como ver a un hijo enfermo,

pero los tres cuidaremos de ellas,

hasta que suban volando al cielo.

4 comentarios:

  1. Gracias Virgencita del Carmen por interceder por mi familia y por mi ante tu amado hijo para que todas mis peticiones sea devuelta como Bendiciones. Te amo

    ResponderEliminar
  2. virgen del carmen te tengo presente en mi vida
    mi madre se llama maria del carmen
    mi tia que esta en el cielo era mi carmen,mi modelo a seguir
    te pido que mires por mi y los mios
    que dios me bendiga y sea devota siempre de ti
    virgen del carmen

    ResponderEliminar
  3. Gracias Virgencita Santa. Gracias por cuidar de mi familia e iluminar su camino todos los dias.
    Siempre en mi Vida estas, Gracias por los favores recibidos.
    Amen

    ResponderEliminar
  4. Gracias Madre Mia por regalarme un pedacito de cielo que es mi Diego , mis peticiones se han convertido en bendiciones , nuevamente te pido dame tiempo y salud para hacer de El un hombre de bien

    ResponderEliminar

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.