ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

martes, 17 de agosto de 2010

22 DE AGOSTO, FESTIVIDAD DE SANTA MARÍA, REINA


El próximo Domingo, la Iglesia celebra una gran fiesta Mariana, SANTA MARÍA, REINA. Repasemos un poco, la fundamentación de esta fiesta, en boca de la misma Iglesia:

Fiesta instituida por Pío XII. Se celebra ahora en la octava de la Asunción para manifestar la conexión entre la realeza de María y su asunción a los cielos.

Dios todopoderoso, que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito,
concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos.
Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

¡Salve, Reina caelorum; Reina caeli, laetare!

María es reina de los ángeles y de todos los hombres.

El pueblo cristiano siempre ha reconocido a María Reina por ser madre del Rey de reyes y Señor de Señores. Su poder y sus atributos los recibe del Todopoderoso: Su Hijo, Jesucristo. Es El quien la constituye Reina y Señora de todo lo creado, de los hombres y aún de los ángeles.

Juan Pablo II, el 23 de julio del 1997 habló sobre la Virgen como Reina del universo. Recordó que "a partir del siglo V, casi en el mismo período en que el Concilio de Efeso proclama a la Virgen 'Madre de Dios', se comienza a atribuir a María el título de Reina. El pueblo cristiano, con este ulterior reconocimiento de su dignidad excelsa, quiere situarla por encima de todas las criaturas, exaltando su papel y su importancia en la vida de cada persona y del mundo entero".

El Santo Padre explicó que "el título de Reina no sustituye al de Madre: su realeza sigue siendo un corolario de su peculiar misión materna, y expresa simplemente el poder que le ha sido conferido para llevar a cabo esta misión. (...) Los cristianos miran con confianza a María Reina, y esto aumenta su abandono filial en Aquella que es madre en el orden de la gracia".

"La Asunción favorece la plena comunión de María no sólo con Cristo, sino con cada uno de nosotros. Ella está junto a nosotros porque su estado glorioso le permite seguirnos en nuestro cotidiano itinerario terreno. (...). Ella conoce todo lo que sucede en nuestra existencia y nos sostiene con amor materno en las pruebas de la vida".

Para todos nosotros, los devotos de nuestra Madre del Carmen de Íllora, esta fiesta de la Coronación de la Santísima Virgen, supone la alegría de tener a tan celestial Madre, sentada junto a Dios, ejerciendo su reinado, como una constante intercesión por todos nosotros, como una luz que nos alumbra en el camino y que nos dirige a Cristo.

La fiesta de Santa María, Reina, es la culminación de la fiesta de la Asunción. La Virgen sube al cielo, y ocupa el lugar que Dios había destinado para Ella, en su plan de salvación.

Demos gracias a Dios por el don de nuestra Madre, por el don de su amor maternal.

¡FELICIDADES MADRE!

NOVENA DE LA CONFIANZA.

Madre del Carmen, luz de mi vida
Auxilio de los Cristianos,
la gracia que necesito,
pongo en Tus benditas manos.

Dios te salve María……….

Tú que sabes mis pesares
pues todos te los confío,
da la paz a los turbados
y alivio al corazón mío.

Dios te salve María………

Y aunque Tu amor no merezco, Señora del Carmelo, no recurriré a Tì en vano,
pues eres Madre de Dios

y auxilio de los Cristianos.

Dios te salve María………


Acuérdate, ¡Oh Madre Santa!
que jamás se oyó decir
que alguno te haya implorado
sin tu auxilio recibir.
Por eso con fe y confianza
lleno de amor y esperanza
este favor yo te pido:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.