ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

lunes, 25 de octubre de 2010

SAN JUDAS TADEO, APÓSTOL

El próximo 28 de Octubre, la Iglesia celebra al Apóstol, San Judas Tadeo. La devoción a este Apóstol está muy extendida actualmente entre los cristianos, invocándose en los casos imposibles y desesperados. Especialmente en Latinoamérica, esta devoción tiene millones de seguidores. También en Granada, en el Convento de San Antón, en la calle Recogidas, una pequeña imagen de San Judas Tadeo, acapara las miradas, las lágrimas y un sinfín de promesas, expresadas en flores, exvotos, y fotocopias con cadenas de oración, que se difunden por todas las Iglesias, por internet, por todas partes.

Conozcamos algo más de esta gran Santo, en la devoción popular gracias a la siguiente dirección: http://www.sanjudastadeo.parroquia.org/Biografia-de-Sn-Judas-T-.php

BIOGRAFIA DE “SAN JUDAS TADEO”

San Judas Tadeo nació en Caná de Galilea, era agricultor. Es hermano del Apóstol Santiago el Menor. Tenía otros dos hermanos a quienes llama el Evangelio “hermanos” de Jesús. Cuando nuestro Señor regresó de Judea a Nazaret, comenzó a enseñar en la sinagoga. Las gentes que le oían estaban asombrados y decían: ¿de dónde ha llegado tanta sabiduría y ese poder de hacer milagros? ¿No son sus hermanos Santiago, José, simón y Judas?” (Mt 13,54).

En hebreo no existe la palabra “primos”, por lo que comúnmente se emplea la palabra “hermanos” en sustitución. El padre de Judas era Cleófas. El nombre de su madre era María, que era pariente próxima de la Santísima Virgen María. Ella también permaneció junto a la cruz cuando murió Cristo. “Junto a la cruz de Jesús estaba su madre, María, María esposa de Cleófas y María Magdalena” (Jn. 19,25) Durante su adolescencia y juventud, Judas sería compañero de Jesús. Cuando Jesús comenzó su vida pública, Judas dejo todo por seguirlo. Como apóstol, trabajo con gran celo por la conversión de los paganos. Fue misionero por toda la Mesopotamia durante diez años. Regresó a Jerusalén para el concilio de los Apóstoles.

Después se unió a Simón en Libia, donde los dos Apóstoles predicaron el Evangelio a los habitantes de aquel país.

Refiere la tradición que Judas y simón sufrieron martirio en Suanis, ciudad de Persia, donde habían trabajado como misioneros. A Judas le dieron muerte con una cachiporra. Por eso, se le representa con una porra en su brazo. Luego, le cortaron la cabeza, con un hacha. Trasladaron su cuerpo a Roma y sus restos se veneran ahora en la Basílica de San Pedro.

San Judas es conocido principalmente como autor de la carta de su nombre en el Nuevo Testamento. Carta probablemente escrita antes de la caída de Jerusalén, por los años 62 al 65. En ella, Judas denuncia las herejías de aquellos primeros tiempos y pone en guardia a los cristianos contra la seducción de las falsas doctrinas. Habla del juicio que amenaza a los herejes por su mala vida y condena los criterios mundanos, la lujuria y a quienes por interés adulan a la gente. Anima a los cristianos a permanecer firmes en la fe y les anuncia que surgirán falsos maestros, que se burlarán de la Religión, a quienes Dios en cambio les tiene reservada la condenación.

A la soberbia de los malos contrapone la humilde lealtad del Arcángel San Miguel. Anima a los cristianos a levantar un edificio espiritual llevando una vida fundada en la fe, amor de Dios, esperanza y oración. Alienta la práctica del amor al prójimo; exhorta a los cristianos a que sean pacientes y con sus vidas virtuosas conviertan a los herejes.

Judas concluye su carta con una oración de alabanza a dios por la Encarnación, pues por ella Jesucristo, Palabra eterna de Dios, tomó sobre sí nuestra naturaleza humana para redimirnos.

Su carta termina con estas palabras “Sea gloria eterna a nuestro Señor Jesucristo, que es capaz de conservarnos libes de pecados, y sin mancha en el alma y con gran alegría”.

San Judas Tadeo es uno de los Santos más venerados en diversas partes del mundo gracias a los numerosos favores que Dios concede por su intercesión, muchas veces en situaciones difíciles y desesperadas. Cuando nuestra fe se ve a prueba y flaquean nuestras fuerzas, San Judas Tadeo nos hace sentir compañía y ayuda para salir adelante.

Estamos agradecidos con Dios por que se ha portado grande con nosotros concediéndonos la vida, ejemplo e intercesión de San Judas Tadeo; pero hoy nos toca ser más fructífera su vida y martirio asimilando y compartiendo el mensaje de la buena noticia para la que llegó a dar su vida este Santo de la Iglesia primitiva, poniéndonos a sí en un camino de santidad personal y comunitaria.

La fiesta de los Santos Simón y Judas se celebra el 28 de Octubre.

SIMBOLOS DE SAN JUDAS:

MEDALLON: El medallón en su mano o sobre el pecho tiene el retrato de Cristo; lo cual nos dice que tenía un gran parecido con El no solo en lo físico sino también en lo espiritual.

LA CRUZ, HACHA Y GARROTE: Son algunos de los instrumentos de su martirio y muerte

EL BÁCULO: Simboliza que fue obispo, es decir pastor, ilustre peregrino que proclamó el Evangelio.

LA LLAMA SOBRE SU CABEZA: simboliza que el día de pentecostés recibió el Espíritu Santo.




Aquí os dejo algunas oraciones que se le ofrecen en cualquier circunstancia, gracias a la página: http://www.devocionario.com/santos/judas_1.html

CONSAGRACIÓN

San Judas, Apóstol de Cristo y Mártir glorioso, deseo honrarte con especial devoción. Te acojo como mi patrón y protector. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, todos mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia. Te consagro mi mente para que en todo proceda a la luz de la fe; mi corazón para que lo guardes puro y lleno de amor a Jesús y María; mi voluntad para que, como la tuya, esté siempre unida a la voluntad de Dios. Te suplico me ayudes a dominar mis malas inclinaciones y tentaciones evitando todas las ocasiones de pecado. Obténme la gracia de no ofender a Dios jamás, de cumplir fielmente con todas las obligaciones de mi estado de vida y practicar las virtudes necesarias para salvarme. Ruega por mi Santo Patrón y auxilio mío, para que, inspirado con tu ejemplo y asistido por tu intercesión, pueda llevar una vida santa, tener una muerte dichosa y alcanzar la gloria del Cielo donde se ama y da gracias a Dios eternamente. Amén.

__________

ORACIÓN

Apóstol gloriosísimo de Nuestro Señor Jesucristo, aclamado por los fieles con el dulce título de ABOGADO DE LOS CASOS DESESPERADOS, hazme sentir tu poderosa intercesión aliviando la gravísima necesidad en que me encuentro. Por el estrecho parentesco que te hace primo hermano de Nuestro Señor Jesucristo, por la privaciones y fatigas que por El sufriste, por el heroico martirio que aceptaste gustoso por su amor, por la promesa que el divino Salvador hizo a Santa Brígida de consolar a los fieles que acudiesen a tu poderosa intercesión, obtenme del Dios de las misericordias y de su Madre Santísima la gracia que con ilimitada confianza te pido a Ti, Padre mío bondadosímo, seguro que me la obtendrás siempre que convenga a la gloria de Dios y bien de mi alma. Así sea.

Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, ruega por nosotros. (Repetir 3 veces)

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

__________
VISITA Y ORACIÓN
(para el día 28 de cada mes)

Honremos a nuestro Protector, San Judas Tadeo, con una buena Confesión y una Comunión fervorosa. Así nos haremos más agradables a Dios y obtendremos del Santo Apóstol más fácilmente la gracia que pedimos.

Bondadoso Protector mío, San Judas Tadeo, que recibiste del Salvador la gracia de la vocación al apostolado para seguirle más de cerca en la práctica de las virtudes y predicar su Evangelio, que tuviste el don de conmover los corazones con tus ejemplos y tus enseñanzas, el poder de obrar milagros, y que diste tu vida en defensa y testimonio de la Fe, recibe mis parabienes por estos grandes privilegios, y acepta gustoso esta visita que te hago en agradecimiento de favores obtenidos y para obtener nuevas gracias por tu mediación. Alcánzame un grande amor al Divino Maestro, que me aliente en la práctica de la virtud, me consuele en mis tribulaciones y sostenga mi esperanza cuando el infortunio y la desgracia me acrisolen. No permitas jamás que la falta de confianza en la Providencia divina me aparte del amor y servicio de Dios. Dame tu protección, S. Judas, y alcánzame lo que necesito y pido para mi bien temporal y eterno. Amén.

Rezar tres Glorias en honor de la Santísima Trinidad y hacer luego la petición de la gracia que se desea obtener.

__________
ORACIÓN

Oh glorioso Apóstol San Judas Tadeo, siervo fiel y amigo de Jesús, el nombre del traidor ha sido causa de que fueses olvidado de muchos, pero la Iglesia te honra y te invoca como patrón de las causas difíciles y desesperadas. Ruega por mí para que reciba yo los consuelos y el socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente (hágase la petición), y para que pueda yo bendecir a Dios en tu compañía y con los demás elegidos por toda la eternidad.

Yo te prometo, Apóstol bienaventurado, acordarme siempre de este gran favor; jamás dejaré de honrarte como a mi especial y poderoso protector y de hacer todo lo posible para propagar tu devoción. Así sea.

Jaculatoria. Glorioso Apóstol, San Judas Tadeo, por amor a Jesús y a María, escucha mi oración y protege a mi familia, y a cuantos con fervor te invocan.

__________
ORACIÓN PARA PEDIR TRABAJO

San Judas Tadeo, intercesor de todo problema difícil consígueme un trabajo en que me realice como humano y que a mi familia no le falte lo necesario en ningún aspecto de la vida, que lo conserve a pesar de las circunstancias y problemas adversos. Que en el progrese mejorando siempre mi calidad y gozando de salud y fuerza. Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean. Asocio tu intercesión a la Sagrada Familia, de la cual eres pariente y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores. Amén.

__________
ORACIÓN PARA QUIENES ESTAN SÓLOS

¡Santo Apóstol San Judas, fiel siervo y amigo de Jesús!, la Iglesia te honra e invoca universalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados. Ruega por mí, estoy solo y sin ayuda.

Te imploro hagas uso del privilegio especial que se te ha concedido, de socorrer pronto y visiblemente cuando casi se ha perdido toda esperanza. Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente... (haga aquí su petición), y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los elegidos por siempre.

Te doy las gracias glorioso San Judas, y prometo nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso y, con agradecimiento hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción. Amén.



El 28 de Octubre, es un día grande en la localidad granadina de Chimeneas, la procesión de su Patrón, San Judas Tadeo, aglutina a personas de muy diferentes puntos de origen. Os invitamos a acercaros y a descubrir esta gran devoción.

5 comentarios:

  1. Gracias por ayudarme en momentos difíciles ,sobretodo en esos en los que pareces perder la fe ,siempre agradecido

    ResponderEliminar
  2. Gracias por ayudarme en momentos difíciles ,sobretodo en esos en los que pareces perder la fe ,siempre agradecido

    ResponderEliminar
  3. Gracias por ayudarme en momentos difíciles ,sobretodo en esos en los que pareces perder la fe ,siempre agradecido

    ResponderEliminar
  4. Gracias por ayudarme en momentos difíciles ,sobretodo en esos en los que pareces perder la fe ,siempre agradecido

    ResponderEliminar
  5. Espero que me ayudes en las cosas que he pedido, por mi hijos y mi marido. Gracias.

    ResponderEliminar

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.