ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

martes, 21 de septiembre de 2010

24 DE SEPTIEMBRE: FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DE LA MERCED. PATRONA DE BRÁCANA (GRANADA)

El significado del título “Merced” es ante todo “misericordia”. La Virgen es misericordiosa y también lo deben ser sus hijos. Esto significa que recurrimos a ella ante todo con el deseo de asemejarnos a Jesús misericordioso. ORIGEN DE UNA DEVOCIÓN

Los últimos siglos de la Edad Media, el sur y el levante español estaban en poder de los árabes y con sus vidas en vilo. El Mediterráneo estaba infestado de corsarios turcos y de sarracenos, y lo mismo atacaban a los barcos que desembarcaban en las costas y se llevaban cautivos a muchos.

Un alma caritativa suscitada por Dios fue San Pedro Nolasco, llamado el Cónsul de la Libertad. Rogaba insistentemente a la Virgen María y se preguntaba cómo poner remedio a tan triste situación.

Pedro Nolasco nació en Francia y se desconoce el lugar y fecha de su nacimiento. Tampoco se conoce el nombre de sus padres. Si se sabe que fueron personas ricas y nobles. Cuando él tenía 15 años murió su padre. Para esa fecha Pedro tenía una fe tan firme que se consagró en cuerpo y alma a Dios, haciendo votos de perpetua castidad. Pocos años después también murió su madre.

Ya sin el consuelo de los padres, Pedro viajó a España, con la promesa de visitar el Santuario de la Virgen de Monserat, cercano a la ciudad de Barcelona. Esa fue su primera parada en España. Allí estuvo durante varios días en ayuno y penitencia. De ese santuario partió hacia Barcelona (1213) donde se identificó con el dolor y las miserias de los cautivos y otras víctimas de la guerra entre moros y cristianos.

Pronto empezó a actuar. Vendió cuanto tenía y empezó la compra y rescate de cautivos. La noche del 1 de agosto de 1218, estando Nolasco en oración, se le apareció la Virgen María, le animó en sus intentos y le transmitió el mandato de fundar la Orden Religiosa de la Merced para redención de cautivos.

El Padre Gaver, en el 1400, relata como la Virgen llama a S. Pedro Nolasco en el año 1218 y le revela su deseo de ser liberadora a través de una orden dedicada a la liberación.

“Nolasco: ¿Quién eres tú, que a mí, un indigno siervo, pides que realice obra tan difícil, de tan gran caridad, que es grata Dios y meritoria para mi?

María: Yo soy María, aquella en cuyo vientre asumió la carne el Hijo de Dios, tomándola de mi sangre purísima, para reconciliación del género humano. Soy aquella a la que dijo Simeón. cuando ofrecí mi Hijo en el templo: ‘Mira que éste ha sido puesto para ruina y resurrección de muchos en Israel; ha sido puesto como signo de contradicción: y a ti misma una espada vendrá a atravesarte por el alma’.

Nolasco: ¡Oh Virgen María, madre de gracia, madre de misericordia! ¿Quién podrá creer (que tú me mandas)?

María: No dudes en nada, porque es voluntad de Dios que se funde una orden de ese tipo en honor mío; será una orden cuyos hermanos y profesos, a imitación de mi hijo Jesucristo, estarán puestos para ruina y redención de muchos en Israel (es decir, entre los cristianos) y serán signo de contradicción para muchos.”.

San Pedro Nolasco, apoyado por el rey Jaime el Conquistador y aconsejado por San Raimundo de Peñafort, funda el 10 de agosto de 1218 en Barcelona la “Celestial, Real y Militar Orden de Nuestra Señora de la Merced”, para la redención de los cautivos en poder de los musulmanes. La palabra merced quiere decir: misericordia, ayuda, caridad; deriva del latín merx, mercadería – merces, paga, recompensa – acto de benevolencia, beneficio gracioso.

Los caballeros de la orden de los mercedarios se comprometían con un cuarto voto a quedarse como rehenes, si fuera necesario, para liberar a otros mas débiles en la fe. Oraban, reunían ayudas y acudían a tierras de cautivos, pagaban los rescates o se quedaban en su lugar hasta que al cabo de unos cinco años llegara la próxima expedición.

La trayectoria de esta benemérita Orden es maravillosa y heroica: “Desde su inicio y durante los seis siglos siguientes pudo redimir a más de ochenta mil cautivos devolviéndoles a su patria y a su hogar con el precio de mil quinientos mártires que derramaron su sangre por la conquista de la libertad de los cristianos”.

En el siglo XVIII en concreto a partir de 1719, cesa la redención de presos cautivos por musulmanes en tierra de infieles y la presencia mercedaria se instaura en las cárceles de España. La Virgen de la Merced fue designada patrona de prisiones en España el 27 de abril de 1939.

Con él paso del tiempo la Virgen de la Merced era cada vez más conocida, asociándose paulatinamente con la redención de cautivos e invocándose en momentos de especial opresión en Europa después de la II Guerra Mundial. Francia, por ejemplo, multiplicó la imagen de María de la Merced con símbolos de liberación; cadenas rotas, una alambrada deshecha…

Posteriormente, la advocación de la Virgen de la Merced ha pasado a ser, de auxiliadora en las guerras, a Madre de gracia y misericordia para todos. Ella reparte favores a las personas o trabaja en unión con los hombres y las mujeres, laicos, religiosos y filántropos, que lo dan todo por ayudar a países más necesitados. La Virgen de la Merced genera una fuerza de misericordia y de liberación, sean cuales sean las cadenas de la esclavitud.

BRÁCANA, TRONO DE LA REINA DE LAS MERCEDES.

El pueblo de Brácana, y cada uno de sus vecinos, es como un gran corazón, cuyo latir siempre es la Señora de las Mercedes. Cada día del año, a cada instante, su sola invocación, su sólo nombre, es para todos los bracaneros, causa de salud, de alegría, de esperanza, y de verdadera unidad. La Virgen es la que alienta su fe, es la que les lleva hasta Cristo, hecho Eucaristía, para permanecer siempre a su lado.

Por eso, cada 24 de Septiembre, no es un día más en el calendario, sino la fiesta de la Señora, de la Patrona, de la Reina de todos sus corazones. Desde esta página os invitamos a todos, a participar de los cultos organizados por su Hermandad para honrarla, y a no faltar ninguno ni ninguna, a la solemne procesión que tendrá lugar esa tarde del 24 de Septiembre, y a no parar de gritar. ¡Viva la Virgen de las Mercedes!


CULTOS EN HONOR DE LA VIRGEN DE LAS MERCEDES, PATRONA DE BRÁCANA (GRANADA)

Del miércoles 15 Al jueves 23
- 19:30 Solemne Novena en Honor a Nuestra Sagrada Titular con motivo de su festividad. Rezo del Santo Rosario y ejercicio de la novena.

Jueves 23
- 19:30 Devota ofrenda floral a Ntra. Sra. de las Mercedes.( se ruega flor blanca y roja)

Viernes 24
- Festividad de Ntra. sra. de las Mercedes, Patrona de Brácana, Sagrada Titular de Ntra. Hermandad y orgullo de los Mercedarios.
- 7:00 Alegre despertar con disparo de cohetes y repique de campanas para felicitar a Ntra. Patrona.
- 7:30 Rosario de la Aurora (Procesión del Alba, del Estandarte corporativo de Ntra.
Hermandad.)
- 20:30 Solemne Celebración Eucarística en honor a Nuestra Sagrada titular Ntra. Sra. de las Mercedes.
- 21:30 Solemne y triunfal desfile procesional de Ntra. Sra. la Santísima Virgen de las Mercedes por las calles de su
pueblo. Acompañada por las juntas de gobierno de las Hermandades de las localidades vecinas y por la agrupación musical del municipio de Illora.
( se ruega el adorno de las plazas, calles y balcones al paso de Ntra. Sra.)


Recorrido procesional: Salida de su cede canónica en la plaza San Luis, C/ Ancha, C/ Olivo, C/ Horno, C/ Peñas, Avd. Andalucía, C/ Fuente, C/ Horno, Regreso a su sede canónica en Plaza San Luis.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.