ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

martes, 12 de agosto de 2014

LA VITALIDAD DE LA FE



Si pronto llegó el día de la Virgen del Carmen, el día de su Procesión...porque los días pasan que ni te enteras...el miércoles 23 de Julio, nos sorprendió a todos, con las maletas hechas, cargadas de ilusión y de nervios, para un año más, compartir unos días, en los que la juventud, la energía, la ilusión y los nervios... marcaban el ritmo del día...
En la parada del autobús de Íllora, Atarfe, se repitieron las mismas escenas que en Alomartes, Tocón y Brácana...niños inquietos por ver lo que íban a experimentar en los próximos días, padres contentos por un lado de que participen y que vayan con tantas ganas, pero con la preocupación en unos más o menos visible, de que por unos días, no íban a tener a sus hijos a su vera.

Cuando arrancó el autobús, la alegría y la emoción se mezclaron con la satisfacción de los niños y niñas, de verse independientes por unos días, de ser ellos mismos.











Si ya en el autobús entablaron buenas relaciones con los demás... la llegada a la Herradura, fué el despertar de un sinfín de complicidades y amistades, que en muchos casos, seguro que duraran por mucho tiempo.









Y después del nerviosismo de la distribución de dormitorios, de ver la casa de convivencias, de conocerse todos...comenzamos ya el ritmo habitual en las convivencias...un ritmo, que busca encauzar toda nuestra energía, sacando lo positivo de nosotros, acercándonos a los demás, y en ellos a Dios, de modo que al llegar la noche, soñemos con el colchón, aunque no siempre se pueda descansar... pues mira que tienen todos energía acumulá...












Con actividades sencillas y muy divertidas, comenzamos a descubrirles el significado real de los sacramentos, el encuentro que tenemos con Jesús en cada uno de ellos... y en cada actividad se lo pasaban pipa...




¡Y atención madres!... si vuestros hijos no os comen bien... enviarlos a estos campamentos... pues rebañan hasta los platos...







Cuando ya todos tenemos nuestro plato...lo primero: bendecid la mesa, dad gracias a Dios por los alimentos que nos ofrece...








Y justo después de almorzar, y de la limpieza de todo... pues en la casa, todos formamos grupos, en los que rotando nos encargamos de todas las tareas, tocan los talleres...aquí la siesta no vale... es un ritmo continuo.


























Mari Paqui viene preparada con todo un cargamento de lápices, tijeras, gomas, colores, pegamentos...y sobre todo, viene cargada de lo mejor que ella sabe hacer...comunicar todo ese amor y cariño que derrocha con los niños y niñas...cada actividad, que ella prepara con esmero, es expresión de eso...de lo mucho que le importan los niños.



Y otro momento típico en las colonias, son las colas en el pasillo, para entrar en el comedor...cuántas historias se han cocido en ese pasillo...






Y no penséis que no comen...entre desayuno, almuerzo, merienda y cena... todos venimos siempre con unos quilitos de mas... y es que tenemos unas cocineras....que valen su peso en oro. 
























Cada mañana, iniciamos nuestra actividad, con la oración.
A las puertas primero del Templo Parroquial, y después en su interior, damos gracias a Dios, por el nuevo día, por las colonias, por las experiencias que estamos viviendo, por la vida misma.












El día que pudo estar nuestro Párroco de Íllora con nosotros, ya que le pusieron reuniones que no esperaba...como siempre él subido a la parra...bueno al ficus en este caso...siempre sacando los pies del tiesto...










Después de la oración, comienza la gymkana, cada día distinta, cada día con nuevas sorpresas...algo que a todos dejó, con la boca abierta...


Y que se complementaba con las veladas nocturnas... menudo cachondeo...






Y la víspera de nuestra vuelta a cada pueblo del que habíamos partido hacía cinco días... la celebración de la Eucaristía, tan participativa, como nunca la vivimos en nuestras Parroquias...



 











Bueno, y el último día, cuando las caras comenzaban a ponerse largas, porque nadie quería irse de la Herradura... llegó el fin de fiesta...un día entero en el Acuatropic...






Al caer la tarde, la cabeza se te íba llenando de recuerdos, de momentos vividos, al lado de unos niños y niñas, que se han portado geniales, con el nerviosismo propio de los niños, y con la impaciencia que a veces nos ocurre a los mayores... y al lado de gente como Ana y Mati, nuestras cocineras, que dan el callo desde la mañana a la noche...


De monitores como Fernando, Elena, Virones, Jose, Tatiana, Andreina, Lorena, Cintia, María, Rafa...


Ese Rafa, que es la alegría de la casa, de la cocina, de la playa...de todo, pues dónde él está, sólo es posible la sonrisa, y la buena amistad...con razón lo han elegido por Alcalá la Real, Hermano Mayor de Romería, para el Rocío...es que Rafa es la caña...




Y ese Juan Carlos...un cura, como Dios manda...cuyo púlpito es la cercanía a todos, el cachondeo sin límites, las ganas de quedarse con el personal, picaruelo como el más picaruelo de los niños, y esa buena combinación de transmitir alegría y fe en todo lo que hace...desde luego, su llegada a esta zona...nos tiene revolucionados...pero en el mejor sentido.


Bueno, y también contamos con la presencia de las altas autoridades...nuestro Vicario...D. Eduardo...y D. Manuel Calvente...que también en un día de olas y agua muy fresquita, al igual que nuestro Párroco D. José Luis el día de antes, nos mostraron cómo se nada en esas circunstancias, y cómo sacarnos los nervios, con el resto de niños y niñas que quieren imitarles...
Y de Mari Paqui...qué decir...
¡Que menuda suerte tiene D. Juan Carlos con ella en Alomartes!...vamos a tener que clonarla...y una Mari Paqui en cada Parroquia...


Y así, cargados de recuerdos, nos tuvimos que montar en los autobuses, camino de vuelta...sin ganas, y como decían los niños...¿por qué no volvemos a empezar?...












Unos días inolvidables, en la mejor compañía...seguro que cada año, seremos más... pues quién va una vez, siempre repite.

¡Gracias a todos y todas, por hacer de la fe, una expresión de la vida, llena de alegría y de verdadera amistad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.