ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

domingo, 5 de octubre de 2014

JESÚS ACAMPÓ ENTRE NOSOTROS: INICIO DE CURSO EN LAS PARROQUIAS DE ALOMARTES, TOCÓN, BRÁCANA E ÍLLORA



Y comenzando el curso escolar, con las fiestas patronales de nuestros pueblos, y en medio de un sinfín de reuniones y preparativos...dos locos de nuestra  zona, no se les ocurre otra cosa, que irnos de acampada.

D. Juan Carlos Burgueño junto a D. José Luis Ontiveros, y sin faltar Mª Paqui, organizan un encuentro de niños y jóvenes, para que a las puertas de un curso nuevo de catequesis, al empezar una nueva marcha en nuestras comunidades parroquiales, no olvidemos, que somos piezas fundamentales para Dios, en el puzzle que va construyendo un mundo mejor, animado e iluminado por la Palabra de Dios.

Y puestos manos a la obra, el fin de semana del 20 y 21 de Septiembre, nos fuimos a la Sierra, a un cortijo rural, con más de 60 niños y jóvenes, y con todos los adultos que quisieron acompañarnos.







Durante toda la mañana del Sábado, estuvieron llegando los niños y jóvenes con sus padres, al lugar acordado... Les esperaba una buena tanda de juegos, con la única intención de que nos diéramos cuenta, de que podemos construir aún más, si nos apoyamos los unos en los otros, si somos capaces de salir de nosotros mismos y encontrarnos con los demás, si realmente formamos comunidad.
















Mati y Ana, junto a Rafael, fueron como siempre nuestros mejores Chef, pero sobre todo, nos siguen sorprendiendo, por el cariño con que hacen todo, con la entrega y el detalle que preparan tanto cada planto, como están pendientes de la buena marcha del encuentro, como de cualquier necesidad que puedan surgir... son como los ángeles protectores de todos estos encuentros.














Y si hablámos de ángeles de la guarda de todas estas convivencias...aquí tenemos al arcángel principal: Mª Paqui... la MAMÁ de todo el encuentro, pueden estar tranquilas todas las madres por cómo se pueden encontrar sus hijos en colonias, convivencias, y todo lo que se organice para ellos...Mª Paqui está pendiente hasta de lo que los demás ni nos damos cuenta...vive para los niños y respira por ellos...y se preocupa por ellos, tanto o más que sus propias madres...
















Bueno, y aunque la jornada en el campo se nos presentó fresquita, aunque el agua de la piscina, estaba que cortaba el aliento...los años son los años, y se atrevieron a darse el chapuzón, que estaban deseando...







Otros, aunque estaban deseando de probar el agua, optaron por el calentamiento de huesos al sol, pensando que el chapuzón, les podía traer consecuencias...pues los años son los años...






Y antes de la comida, curas, catequistas, jóvenes y niños, todos se pusieron a montar unas tiendas, que para algunos era como tener su propia casa de aventuras, en la que esperaban pasárselo a lo grande, y cuya ilusión brotaba sin obstáculo en sus ojos.






Y llegó la hora de la comida...y al calorcico de un sol que no molestaba, entre refrescos y risas, los macarrones estaban deliciosos, como el cariño de quiénes los habían preparado.



















Y sin pausa, después de la comida, una gymkana que no nos haga perder el ritmo y el fin principal de la convivencia... darnos cuenta que Jesús cuenta con nosotros, para cambiar la realidad...así que bajo las indicaciones de Mª Paqui, cada uno asumió su papel, y fué una tarde de total diversión... y de mucho aprender.



































Y después de tanto ejercicio...nuestras incombustibles Ana y Mati ya tenían preparada la merienda para todos...y bueno qué decir...¡para chuparnos los dedos!






Y después de una paseo, hasta el Cortijo de la "Rosa", preparamos la cena, y nos dispusimos a ver el montaje, con todas las fotos de las Colonias en la Herradura, que nos dejaron a todos con la boca abierta...




Pero lo que todos estaban esperando, es poderse meter en sus tiendas, y esperar una noche que prometía, en la que seguro que hasta había fantasmas...

Y lo que no faltó, fué la lluvia... con las primeras gotas, Mª Paqui, preocupada por la situación, convenció a todos de que lo mejor era entrar en la casa a todo el personal...y así, acampamos todos con nuestros sacos de dormir, allí dónde se podía...desde luego fué una experiencia inolvidable...









Y después de una noche intensa...que mejor comenzarla, que con un buen desayuno a base de zumos, chocolate y churros...ummmm qué rico...




Y mañana de fútbol, de juegos tradicionales, de hablar, de diversión, y de aprovechar al máximo cada segundo...















¡Ay que ver lo pronto que pasa el tiempo, cuándo estás a gusto con la gente, en un ambiente superbueno!... de nuevo a comer, y a comenzar a recoger un fin de semana...que según los propios niños y jóvenes...hay que repetir más a menudo...













En estos encuentros, nadie está parado, porque todos tienen como único objetivo...que los niños y jóvenes, lo pasen genial, y aprendan el valor de la amistad, y de la fe.











Y no podemos olvidar a Navarrete...si grande es de cuerpo...más aún son las ganas de compartir juegos, de ser un niño más entre los niños, y hacerles rabiar, divertirse y que no estén quietos ni un solo segundo...y es que tiene un corazón...mayor que su cuerpo.























Y llegó la tarde, y terminó todo...y hubo que recoger...y sin darnos casi cuenta, el encuentro había terminado...aunque ya pensando en el siguiente...

Tenemos que dar gracias a Dios...por tener el don de unos curas como los que tenemos, de unos catequistas como los que tenemos, y de gente tan apañá y tan entregada como los que se reúnen en estos encuentros...

Se está consiguiendo...lo que nunca se hubiera ni imaginado en nuestros pueblos...

Gracias D. Juan Carlos...gracias D. José Luis...gracias a todos por ser como sois, y por tanto como nos ofrecéis...



























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.