ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

sábado, 2 de julio de 2016

¡ES QUE NO SE PUEDE SER MÁS BUENO!


¿Hay alguien en nuestro pueblo, o en los pueblos por los que ha pasado, que no sepa cómo es D. José Luis?

Son ya 18 años entre nosotros...y llegando esta fecha, 30 de Mayo, día de su aniversario sacerdotal, es imposible que no recuerde, aquel 16 de Septiembre de 1998, fiesta de San Rogelio, con un templo abarrotado hasta arriba, cómo salía por la puerta de la sacristía, y al mirar para el Templo, y ver tantísima gente, bajar la mirada...(y creo que diría: ¡válgame Dios dónde me han metío!) y con un color rojo que no le baja del rostro, comenzar su primera Eucaristía en nuestro pueblo.
Y como siempre, tendemos a comparar lo que hay con lo que ha habido...nos llamaba la atención, esa tímidez mezclada con saber lo que quería y cómo lo quería, que íba dejando en todo lo que hacía.

A los 18 años en Íllora, 34 como sacerdote, ya nadie tiene duda de algo: es un hombre tan bueno, tan bueno, como en pocas ocasiones conoceremos.

Tiene la sencillez y humildad de reconocer sus propios fallos, de intentar repararlos y superarlos, y de que en sus ojos, nadie sea malo, todo el mundo es bueno, e incluso, cuando alguien le critica por cualquier cosa, jamás se le escapa una palabra de reproche, nunca una mala mirada, al contrario, aún se vuelca más, en ayudar, en colaborar, en estar ahí para lo que se le necesite.

Y su bondad, no está en correlación, con la idea, de que todo el mundo hace lo que quiere con él...porque eso lo dice, precisamente quiénes no le conocen de verdad...porque tiene muy claro lo que quiere y cómo lo quiere, bajo esa forma sencilla y humilde de vivir, está también el nervio que casi siempre deja escapar con quiénes más confianza tiene, y que sabemos muy bien, que aquí no se hace nada, que él no quiera.

Pero yo creo, que nunca han estado más abiertas las puertas de par en par en la Parroquia, como en estos años, que él está aquí para servirla.

Cada 30 de Mayo, son cientos los mensajes que recibe de felicitación, muchísimas las llamadas, y todo el que puede, se acerca a la Iglesia, para compartir con él la Eucaristía de acción de gracias, y como él luego nos dice, compartir algún refresco, y seguir dando gracias a Dios.

Que el Señor le bendiga todos los días de su vida, que podamos seguir aprendiendo a su lado por muchos años, y que sobre todo nos contagiemos de esa mirada suya, en la que todos, absolutamente todos, somos buenos.








































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.