ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

domingo, 23 de noviembre de 2014

ME HAS CAUTIVADO, SEÑOR


Todavía recuerdo, como arañaba el tiempo a la televisión, intentando alargar la noticia, en la que salía tu traslado, o tu procesión del Lunes Santo.

Y pegado a la pantalla, te contemplaba junto a tu Madre, casi cubiertos los dos, en una montaña de clavel, entre las saetas de Diana Navarro, y los ojos emocionados de los enfermos del Hospital Civil.

Mi primera visita a Málaga, fué un buscar las huellas sobre el asfalto de las calles, de tantos devotos que peregrinan hasta tu Iglesia de San Pablo, para poder ponerme a los pies del Rey del mundo.

Y cuando estuve ante Tí, contemplando tu bella imagen, era imposible no emocionarse, era imposible no sentirte en el paraíso, era imposible no elevarte al cielo, y cerrando por unos momentos los ojos, contemplarte a Ti, vivo entre las nubes del firmamento.

Cada año, suspiraba por escaparme hasta tu Málaga, y contemplarte entre esos cientos de miles de promesas, llenando de luz la noche Malagueña.

Y año tras año, era imposible acudir a tu vera, y tenía que suplir la espera, viéndote por el televisor.

Anoche, fué como un sueño hecho realidad, como eso que anhelas tanto, que cuando llega casi ni te lo crees.

Contemplarte, en medio del huracán de viento que nos asolaba, pero Tú sereno, Tú lleno de paz, Tú desbordando luz y amor a tu paso, Tú bello como ninguno.

Y miles y miles, diría cientos de miles de corazones admirados, a los que tú hacías callar, con sólo aparecer por la esquina de una calle, y todos fijos en Tí, algunos queriendo retenerte en sus móviles y cámaras...otros emocionados rezándote, todos pendientes de Tí.

A tu lado, ni el viento, ni el polvo en el ambiente, movido por el viento, impedían que nos fijáramos en Tí.

Luego habrá muchos agoreros, apóstoles de los últimos tiempos, que nos dirán que la fe se está apagando, que los jóvenes están alejados, que esto parece que se acaba.

Anoche tendrían que estar ahí a tu lado, y contemplar a toda esa marea humana de todos las edades, haciendo silencio a tu paso.

Niños que te vitoreaban, jóvenes que lloraban, mayores que te contemplaban...

Calles abarrotadas, que ni las ramas que caían de los árboles azotadas por viento tan intenso, tejas de casas y parte de alguna cornisa que al suelo caía, eran capaces de apartar a tal gentío, de su Señor y su Rey.

Realmente ayer, Málaga vivió en sus calles la celebración de la Fiesta de Jesucristo, rey del universo.

Ayer Málaga sacó a la calle todo el sentimiento de que toda vida importa, pues Cristo vino a darle vida a quiénes ya estaban muertos por el pecado.

Es imposible olvidar, noche, como la de anoche...

Es imposible borrar tus ojos mirándome, mis ojos contemplándote a Tí.

¡Señor, me has cautivado! ¡No puedo borrarte de mi mente ni de mi corazón!...¡Me has cautivado como nadie lo había conseguido hasta ahora!

Agarrado a tus varales quiero vivir, y sólo quiero que me libres de todo lo que me tiene cautivo al pecado, porque del cautiverio de tu amor...de ese no quiero verme libre, sino cada vez más atado a Tí, siempre atado a tu corazón.

















































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.