ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

lunes, 4 de mayo de 2015

CUANDO LA SENCILLEZ LO HACE POSIBLE TODO...PROCURANDO QUE NO SE NOTE NADA...


Terminó la Cuaresma, la Semana Santa y tantas preocupaciones, tanto trabajo, y tanto esfuerzo.

Todo lo que se consigue es posible, porque son muchas las personas que se implican, muchas las que renuncian a otras ocupaciones, las que ofrecen todo su tiempo, las que echan horas y horas sin una mala cara, sin un mal gesto...al contrario, con la ilusión siempre por bandera, y con las ganas de vivir cada instante como si fuera único e irrepetible.

Son muchísimas las gracias que hay que dar a todos los que hacen posible, cada momento compartido esta Semana Santa. Pero yo creo que todos estamos de acuerdo, en que hay dos personas, Filo y Loli, que merecen más que nuestro aplauso, porque sin querer que nunca se les reconozca nada, sin querer llamar la atención...su coche es una prolongación de la sacristía, su casa es como un segundo salón parroquial, y son como el motor, y la chispa que hace ponerse en marcha hasta el más mínimo detalle.

Este año además, como nuestra capataz, Pepa, se encontraba convaleciente...Loli no dudó en ponerse al frente como capataz, y con su sencillez y ternura, ha conseguido el mejor trabajo.

Loli, en silencio, en su casa, o cuando no la ve nadie, se ha llevado las lágrimas, las preocupaciones, todo el peso de un trabajo, que ella ha llevado como nadie.

Nos tenemos que felicitar por tenerlas con nosotros, y por ser como son... ¡únicas! y no solo unos días al año, sino en todo momento, están ahí para lo que haga falta, y para quién necesite ayuda...había que clonarlas a cada instante.


Al terminar la Semana Santa, hubo una familia, que fueron a la casa de Loli y Filo, para agradecerles su dedicación y su trabajo, y su buen hacer en la procesión del Jueves y el Viernes Santo. Les llevaron una bandeja de pasteles... y ellas, les faltó tiempo para avisar a todos de que había una reunión en la sacristía...dando la sorpresa de que era para comerse entre todos los pasteles...así son ellas...














¡Gracias por tanto como ofrecéis a los demás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.