ADÓRALE A ÉL...

NUESTRA MADRE DEL CARMEN DE ÍLLORA

RECIBE EN TU HOGAR A LA SEÑORA, ESTOY SEGURO, QUE UNA VEZ RECIBIDA, ESTARÁS DESEANDO DE VOLVER A TENER SU VISITA... NO LO DUDES

CONECTADOS CON LOURDES

CONECTADOS EN DIRECTO CON FÁTIMA

miércoles, 21 de mayo de 2014

HAZ DE TU DECLARACIÓN DE LA RENTA, UNA DECLARACIÓN DE FE



Como cada año, el Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia de la Conferencia Episcopal Española (CEE) anima a los católicos y a todas las personas que aprecian la labor de la Iglesia a marcar la X a favor de la Iglesia en su Declaración de la Renta. En esta ocasión el lema de la Campaña es “Haz de tu Declaración de la Renta, una declaración de principios”.

9 millones de declarantes a favor de la Iglesia
En el último Ejercicio, correspondiente al IRPF de 2012, (Campaña de la Renta 2013) un total de 7.339.102 declaraciones fueron a favor de la Iglesia, lo que supone que la cantidad total recaudada por Asignación Tributaria fue de 249.051.689. Teniendo en cuenta que 1 de cada 5 de las declaraciones son conjuntas, se puede estimar que en torno a 9 millones de declarantes asignaron a favor de la Iglesia Católica, aproximadamente 900.000 más de las que asignaban en el año 2006.
Lo que se recauda vía Asignación Tributaria, con el gesto libre y voluntario de cada uno de los contribuyentes que así lo desean, supone aproximadamente el 25% de la financiación de la Iglesia. El resto se obtiene mediante otros mecanismos de colaboración como colectas, suscripciones, donaciones, etc.
Desde 2008, el sostenimiento de la Iglesia en España depende exclusivamente de los católicos y de todas aquellas personas que reconocen la labor de la Iglesia. Quienes libremente quieran hacerlo, pueden marcar la casilla de la Iglesia Católica en su Declaración. Un 0,7 por ciento de sus impuestos se dedicará así, sin coste adicional alguno para el contribuyente, a la enorme labor que la Iglesia desarrolla. Es compatible con marcar la casilla llamada “Fines sociales”. En ese caso, el Estado dedicará un 0,7%  a esos “fines” y un 0,7% a la Iglesia.
Como bien saben millones de contribuyentes, marcar la X es un gesto sencillo. No le supone a nadie ni pagar más, ni que le devuelvan menos. No cuesta nada y, sin embargo, rinde mucho. La Iglesia se sigue comprometiendo, año tras año, a garantizar y mantener el sostenimiento de las actividades básicas que viene realizando, en los niveles acostumbrados de eficacia y austeridad.
Marcando la X a favor de la Iglesia, en la Declaración de Renta, se hace toda una declaración de principios y se contribuye a que la Iglesia pueda seguir prestando un verdadero servicio al bien común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, utiliza un lenguaje que no sea ofensivo para nadie. Gracias.